Leishmaniosis canina

Vacuna leishmania

Leishmaniosis

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria transmitida por un mosquito llamado flebotomo y que es muy prevalente en el Mediterráneo, particularmente aquí en Mallorca.
Los perros domésticos son un importante reservorio para algunas formas de leishmaniosis humana.
La distribución de los perros infectados es difícil de calcular debido, por un lado, a la existencia de muchos casos de perros asintomáticos y, por otro, al largo período de incubación de la enfermedad que puede ser de hasta 7 años. En zonas endémicas se pueden alcanzar valores de hasta un 60-80% de perros infectados con leishmania dentro de la población canina, aunque es preciso tener en cuenta que menos del 10% desarrolla una enfermedad grave.
Síntomas
Los signos clínicos de la leishmaniosis varían ampliamente. Los principales son:
• Lesiones en piel
• Pérdida de peso o pérdida de apetito
• Linfadenopatía local o generalizada (ganlios linfáticos aumentados)
• Lesiones oculares
• Epistaxis
• Cojeras
• Anemia
• Fallo renal
• Diarrea
• Etc…

Diagnóstico

La leishmania no puede ser diagnosticada solamente mediante la observación de los signos clínicos por las siguientes razones:
• Los perros examinados podrían estar infectados pero aparentemente sanos. Estos animales podrían estar incubando la leishmaniosis, permanecer asintomáticos de por vida o podrían curarse espontáneamente.
• Cuando los signos clínicos están presentes no son específicos y pueden ser compatibles o enmascarar otras enfermedades.
Además se han descrito formas atípicas de leishmaniosis canina. Algunos casos presentan dermatitis localizada, colitis crónica y desórdenes de los sistemas cardiovascular, respiratorio y músculo-esquelético. Esto complica el diagnóstico clínico aún más.

Tratamiento

El tratamiento de la leishmaniasis canina es difícil. Los fármacos usados son caros y todos requieren regímenes de varias dosis. Existen frecuentemente recaídas de la enfermedad clínica después del tratamiento y muchos de los fármacos tienen efectos secundarios adversos. No hay cura parasitológica para la enfermedad, sólo podemos resolver los síntomas clínicos pero hoy en día hay perros que viven muchos años bajo tratamiento y con una calidad de vida excelente.

Prevención

Aunque, por supuesto, el mejor tratamiento es la prevención y para ello tenemos tres herramientas principalmente:

1- Evitar la picadura del mosquito mediante tratamientos tópicos como collares, pipetas mensuales, sprays de citronela, evitando las horas del crepúsculo y amanecer, redes anti-mosquitos para perros que viven fuera, etc…

2- Vacunas. Después de muchos años de investigación y experiencia en otros países, en 2012 salió en España la vacuna contra la leishmaniosis que consiste en tres inyecciones iniciales espaciadas cada tres semanas y para luego simplemente aplicar un recordatorio al año.
La vacuna ofrece una muy buena protección, aunque al no ser 100% efectiva (ninguna vacuna lo es) seguimos recomendando usar productos repelentes de mosquitos.
Más información en http://176.74.171.170/virbacespubes/images_canileish/pdf/beneficios_riesgo_VP900631.pdf

3- Leishguard. Un novedoso producto que se toma por vía oral una vez al día durante un mes y cada 4 meses que según los estudios ofrece el mismo grado de protección de la vacuna, pero hay que acordarse de darlo.

Recuerda que si tienes alguna duda sobre la enfermedad, tratamiento o prevención nos puedes llamar al 971 695 108 o mandar un email info@calviavet.com. Estaremos encantados de atenderte.

Más información en

http://176.74.171.170/virbacespubes/images_canileish/pdf/beneficios_riesgo_VP900631.pdf
http://www.esteve.es/EsteveFront/CargarPagina.do?pagina=vet_leispro.jsp&div=vet

Leave a Comment (0) ↓